Pages Navigation Menu

Los superhéroes de barrio

Los superhéroes de barrio

La vida en algunos barrios no es igual que la vida en otros. Funcionan como un imán, que atrae problemas y más problemas, que se enlazan y van tejiendo una vida llena de dificultades… Estos barrios están lejos, cuesta llegar hasta ellos y también cuesta salir. El coste de la vida te atrapa dentro. La igualdad es un chiste que enciende la rabia.

En estos barrios habitan los superhéroes de barrio. Los superhéroes de barrio, al contrario de otros superhéroes, no vuelan, sino que se quedan. Mientras muchos de los que viven con ellos solo desean salir de estos barrios, el principal poder de los superhéroes consiste en echar raíces de hormigón, como los bloques altos de infinitas ventanas que tapan el cielo.

Los superhéroes de barrio eligen quedarse, porque apuestan por aquellos por los que nadie da nada. Y lo hacen de verdad: poniéndose de su lado, sin apenas vacilar. Sin agarrarse a esas tablas de salvación que lanzan los de arriba y que toman la forma de policía, mano dura, términos técnicos para referirse a la vida o talleres sobre el riesgo… La apuesta de los superhéroes de barrio se compone de paciencia, imaginación, disponibilidad y compromiso. Por cierto, los superhéroes de barrio tienen nombres normales: pueden llamarse Geli, Cristina, Álvaro, Javi, Pepa, Juani…